El extintor es un importante dispositivo de seguridad que minimiza los riesgos de un incendio y puede llegar a salvar vidas en todo hogar y negocio, por ello, es importante mantener el funcionamiento correcto de sus sistemas internos.

Además, es importante que cuando se utilice un extintor, éste debe estar lleno de líquido extintor, ya que, en caso de incendio, es importante que lo contenga para apagar un foco de fuego.

Para incrementar la seguridad de locales, pertenencias o el propio hogar, es importante que los sistemas que nos ayudan a protegernos de un incendio estén en perfecto estado.

Un extintor tiene un tiempo de vida de 20 años aproximadamente, sin embargo, durante este periodo se debe someter a inspecciones en donde se acredite la documentación de equipos a presión, inspección visual, accesorios de seguridad, dispositivos de control y condiciones reglamentarias.

Asimismo, se examinan todas las zonas sometidas a mayores esfuerzos y a mayor corrosión, y se realiza una prueba de presión hidrostática. Dichas inspecciones son llevadas a cabo por empresas mantenedoras habilitadas.

Todo este proceso debe ser verificado por empresas especializadas en su mantenimiento.

¿Qué se debe revisar durante el mantenimiento de un extintor?


1. Comprobación del peso y presión en su caso.
2. En el caso de extintores de polvo con botellín de gas de impulsión se debe comprobar el estado del agente extintor y el peso y aspecto externo del botellín.
3. Inspección ocular del estado de la manguera, boquilla o lanza, válvulas y partes mecánicas.
4. Comprobación de la accesibilidad, señalización, buen estado aparente de conservación.
5. Inspección ocular de seguros, precintos, inscripciones.

Estas revisiones pueden variar, pues algunas deben hacerse cada tres meses y otras de manera anual.

En el caso de apertura del extintor, la empresa mantenedora deberá situar en el exterior de éste, un sistema indicativo que acredite que se ha realizado la apertura y revisión interior del extintor, se puede utilizar una etiqueta indeleble, en forma de anillo que se coloca en el cuello de la botella antes del cierre del extintor y que no pueda ser retirada sin que se produzca la destrucción o deteriora de la misma.

Una vez pasadas las pruebas, la empresa mantenedora debe emitir un certificado en donde se reflejan los resultados de las pruebas obtenidos.


Fuentes